Mi mejor amiga de la infancia chupándome la verga hasta hacerme acabar, quería tener toda la lechita en su cara la muy puta

Les juro que jamás me la imagine así. Ella es mi amiga desde la infancia prácticamente nos criamos juntos e incluso podría decirse que somos hermanos. El tema es que un día después de tomar unas cuantas copas de más y jugar un juego de apuestas, terminamos los dos completamente desnudos y ella no lo dudo ni siquiera un segundo, salgo a chuparme el pene apenas tuvo oportunidad confesándome después de que sentía curiosidad por saber el gusto de mi semen, me la chupo hasta hacerme terminar y después se lo trago sin dejar que nada se desperdicie.